Aceite de Argán

 

El árbol argán de donde se produce el aceite de argán, se le conoce también como Arganiaspinosa

El aceite de argán se prepara a partir de los frutos recolectados en el árbol de argán (especie Arganiaspinosa, de la familia Sapotaceae o sapotáceos).

En 1998 la UNESCO declaró como Patrimonio Universal al árbol de argán, porque es uno de los árboles que posee mayor resistencia a la sequía, está adaptado a vivir en climas casi desérticos. Lo cual se debe a que puede desarrollar unas raíces de gran longitud para obtener agua de las profundidades de la tierra. Se origina en Marruecos y este el árbol de argan puede llegar a vivir más de 200 años. Es corpulento y con el tronco en forma de tornillo. A veces sobrepasa los 10 metros de altura.

Propiedades del Aceite de Argán

El aceite de argán protege e hidrata intensamente la piel. Se usa en mascarillas para la piel mixta, piel seca y para la piel grasa.

Este aceite restablece la piel y neutraliza los radicales libres debido a su elevado poder antioxidante. El aceite de argán contiene el doble de tocoferoles que el aceite de oliva.

Posee propiedades bactericidas y fungicidas. El argán contiene sustancias que ayudan a combatir las bacterias causantes de eczemas, acné y también se usa para tratar las pústulas de varicela. Además, mejora el acné por mediación de los fitosteroles que contiene.

En una dieta saludable, el aceite de argán también es adecuado para una dieta para la piel sana, por su contenido de antixidantes naturales y ácidos grasos monosaturados que ayudan al buen mantenimiento de las células de la piel.

Este aceite es muy usado como alimento medicinal debido a su alto contenido en grasas monosaturadas. Aunque su contenido en grasas omega 9 es parecido al del aceite de oliva.

Beneficios del Aceite de Argán

Este aceite es usado en el mundo de la belleza, pero también actúa como antiinflamatorio natural, por lo que nos puede ayudar a aliviar problemas como el reumatismo o la artritis.

El aceite de argán proviene del extracto de las semillas de árbol de argán, nativo de la región suroeste de Marruecos, lugar donde el comercio de esta especie es una actividad importante. Se trata de un aceite bastante raro, precisamente por la limitación del lugar de producción del árbol, en el que este tarda entre 30 y 50 años para producir el fruto.

Desde hace varios siglos, las personas que residenen las cercanías de la región en que se cultiva el argán han aprovechado el aceite para diferentes fines medicinales y, en especial, para incluir en rutinas de belleza, ya que ayuda a cuidar de la salud del cabello y la piel. Es un hecho que, sus beneficios son muy conocidos, por lo que la industria cosmética lo está incluyendo como ingrediente en sus productos y ya se distribuye de manera comercial en diferentes países del mundo.

Aceite de Argán en la piel

 

Este aceite contiene importantes minerales, ácidos, vitaminas, grasos y antioxidantes que le proporcionan importantes beneficios a la piel como, por ejemplo, la prevención del envejecimiento prematuro. Cabe destacar sus cualidades para conseguir:

Rostro joven y radiante: El uso del aceite de argán sobre el rostro es una gran ayuda para prevenir el envejecimiento prematuro, reducir las células muertas y proteger contra los daños causados por el sol. Este aceite contiene vitamina E, que es básica para conservar la elasticidad de la piel y el colágeno. Además, contiene fitoesteroles que ayudan a tratar el acné y reduce las cicatrices.

Hidratación corporal: porque es mejor el aceite de argán en comparación con las cremas hidratantes que contienen compuestos químicos, el aceite de argán actúa como un excelente hidratante para la piel de todo el cuerpo manteniendo la humedad. Para obtener buenos resultados se recomienda aplicar después de la ducha.

Manos saludables: Si padeces de la desagradable resequedad en las manos, cuando la piel tiende a agrietarse y las cutículas están deterioradas, el aceite de argán podría ser la mejor solución. Este producto hidrata profundamente, ayuda a mantener la humedad de las manos y ablanda la piel.

La vitamina E se suma a los ácidos grasos que son fundamentalespues este aceite es un gran aliado para cuidar el cabello y mantenerlo saludable.

Cabello brillante e hidratado: Para hidratarlo naturalmente, reducir la resequedad y lograr un brillo sensacional, simplemente hay que frotar un poco de aceite de argán en el cabello y cuero cabelludo con suaves masajes. Se le deja actuar una hora y se enjuaga de manera normal.

Cabello rizado: Este tipo de cabello suele ser muy difícil de peinar y tiende a molestar con el frizz o encrespado. Para lograr un buen peinado y estar libre de frizz, coloca un poco de aceite de argán por todo el cabello parecido al aceite de onagra.

Puntas abiertas: El cabello maltratado suele hacerse evidente por las puntas abiertas y no siempre queremos cortarlas para solucionarlo. Para cerrarlas, ponte aceite de argán todos los días en todas las puntas del cabello.

Cuero cabelludo: El cuero cabelludo seco tiende a sufrir de caspa, picazón e irritación. Para erradicar estas molestiasaplica un poco de aceite de argán, con suaves masajes, antes de acostarte y lavar al día siguiente.

Por su importante contenido de esteroles, específicamente el escotenol y el espinasterol, el aceite de argán actúa como un importante antiinflamatorio natural, cuyo efecto se hace muy efectivo en el tratamiento de enfermedades comola artritis y el reumatismo. Ingerido y aplicado sobre las articulaciones doloridas, este aceite proporciona una importante sensación de bienestar.

Al aceite de argán se le atribuyen beneficios anticancerígenos, especialmente por su contenido de antioxidantes y ácidos grasos saludables, que combaten y reducen el impacto de los radicales libres. Cuando se consume regularmente se contribuye a prevenir el daño celular, problemas del corazón y diferentes tipos de cánceres.

El aceite de argán es un gran complemento para dar sabor a ensaladas, mojar pan y preparar diferentes comidas. Sin duda es un producto del que se puede obtener grandes beneficios tanto a nivel interno como en la salud y belleza.