Aceite de Caléndula

 

El aceite de caléndula, aunque eclipsado por otros como el aceite de onagra, el aceite de argán o el aceite de  almendras dulces, es ampliamente conocido por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes. Increíblemente hidratante, nutritivo y desmaquillante, es un principio activo natural muy interesante para tus cuidados de belleza personal.

Este aceite es especialmente útil para pieles sensibles como las de los bebés o personas que sufren de irritaciones constantes. También conocido como maravilla, es muy empleado por mujeres embarazadas durante la etapa de gestación, así como en casos donde el dermatólogo lo recomienda explícitamente para remediar problemas cutáneos. Este extraordinario aceite se obtiene como resultado de la maceración de la caléndula.

Existen diferentes métodos para su extracción. Por un lado, las flores de C. Officinalis se dejan sobre una base con otros óleos durante varios días o semanas. A continuación puedes leer todas sus características.

Propiedades del Aceite de Caléndula

1 Propiedades del aceite de caléndula para la piel

2 ¿Para quién es más indicado el aceite de caléndula?

Aceite de caléndula para pieles sensibles con propiedades antiinflamatorias.

Antiinflamatorio. Es indicado para pieles sensibles susceptibles de inflamaciones o irritaciones causadas por alergias. Actúa desinflamando el área afectada si lo aplicas diariamente sobre la misma.

Calmante. Después de someter al cutis a tratamientos agresivos como una depilación, o una exfoliación con arcilla verde, ésta puede alterarse y necesitar de un aceite vegetal como la caléndula que produzca relax y alivie las rojeces. Es muy frecuente hallar centros de belleza natural que emplean el aceite esencial de caléndula después de sales marinas o arcillas.

Hidratante. Como ocurre con todos los aceites esenciales, el de caléndula es rico en ácidos grasos insaturados que evitan la pérdida de agua en las células. Así consigue conservar sano, y consecuentemente un cutis hidratado y luminoso. Muy apto para pieles secas o muy secas.

Nutritivo y anti edad. Además, es rico en vitamina E, también conocida como tocoferol. Las vitaminas aportan la nutrición necesaria a las células (junto con los ácidos grasos esenciales) para conservar un rostro joven. Se armoniza con varios ingredientes activos como el aloe vera o en tratamientos antiarrugas eficaces. De esa forma, se aprovechan las propiedades de cada uno.

Desmaquillante. Puedes usar el aceite esencial de caléndula como producto desmaquillante, como alternativa a otros cosméticos con alcohol. Esta peculiaridad es encantadora sobre todo para pieles muy sensibles que se irritan fácilmente.

¿Para quién es más conveniente el aceite de caléndula?

Verdaderamente, cualquiera puede favorecerse de este maravilloso extracto oleoso. Sin embargo, existen algunas personas a las que les viene especialmente bien por sus condiciones dermatológicas.

Para pieles muy sensibles. El aceite de caléndula protege estas pieles como ningún otro y sus propiedades antiinflamatorias y calmantes ayudan a proporcionar un efecto relajante en situaciones de estrés.

Para bebés. Muchas madres lo emplean para reducir las pequeñas irritaciones que aparecen en los bebés. Las embarazadas también se lo aplican para reducir las estrías causadas durante esta etapa.

Para personas con transformaciones dermatológicas como la psoriasis o el acné. Los dermatólogos recomiendan este aceite junto al aceite de rosa mosqueta. Simplemente debes añadir unas gotas sobre los granitos cada día para que vayan desapareciendo. También podría ser eficaz para la varicela, aunque es un hecho que no se ha contrastado científicamente.

Recuerda que no hace falta que compres el aceite ecológico. Es un estricto sello que te hace cumplir lo que pone en un papel, nada más. En absoluto un certificado avala la calidad del producto, en este caso la caléndula, lo único que hace es encarecerlo.

Beneficios del Aceite de Caléndula

Atributos de la caléndula para la salud y la belleza

Aceite de Onagra

El uso tópico de caléndula nos puede ayudar a aliviar muchas afecciones de la piel así como inflamaciones. Este aceite no es tóxico, pero a pesar de ello no se recomienda su consumo durante el embarazo

Conocida por sus colores amarillos y anaranjados, la caléndula es una planta medicinal herbácea presente en los jardines y parques. Tiene propiedades más que interesantes, tanto para la medicina como para la estética. Conoce los beneficios de la caléndula para la salud y la belleza en el siguiente artículo. Se utiliza desde hace muchos siglos y los egipcios la creían que es una planta milagrosa. También era usada por los romanos y los griegos para curar enfermedades.

“Es cicatrizante, antiséptica y aliada para la piel”

La caléndula se usa para curar heridas, provoca la acción cicatrizante y regenera la piel dañada, así como también permite producir más colágeno (vital para que la piel se recupere). Se usa, entonces, para las cicatrices, pero también para las manos y pies agrietados, las quemaduras, la psoriasis, las irritaciones dérmicas, los rasguños, los eccemas, los labios secos, el acné, las úlceras o herpes bucales, entre otros más.

Para aprovechar sus beneficios, es preciso mezclar dos cucharadas de pétalos frescos en cuatro cucharadas de aceite de germen de trigo y luego aplicar sobre la piel. Algunos también realizan una infusión con un puñado de hojas y agua hirviendo, que dejan reposar y colocan como emplasto. La caléndula también sirve para curar llagas al aplicar como compresa o fomento.

Perfecta amiga de los bebés

La caléndula tiene propiedades emolientes, suavizantes y calmantes, debido a su contenido en betacaroteno, fitoesteroles, ácido salicílico, entre otros. Todo ello hace que se vuelva un maravilloso aliado para las madres, porque permite aliviar la irritación del pañal, muy frecuente y típica, sobre todo en el verano.

Puedes conseguir en el mercado o farmacias homeopáticas cremas y toallitas de limpieza cuya base es esta planta. También se puede aplicar una infusión fría de caléndula y agua en las zonas afectadas.

Es antiinflamatoria

La caléndula se usa para reducir las hinchazones que se producen en la boca (como pueden ser las llagas), también es buena para curar la faringitis y la gingivitis, es un excelente remedio casero para la amigdalitis y las úlceras en el duodeno o en el estómago. Es preciso realizar gárgaras con una infusión fría o tibia varias veces al día. Los mucílagos presentes en la planta aliviarán y suavizarán el tejido inflamado.