Aceite de Jojoba

El aceite de jojoba es de hecho una bendición ya que es rico en vitaminas y minerales importantes, incluyendo vitaminas E y complejo B, zinc, cobre, selenio, cromo y yodo, pero lo más importante es que se adapta a todos los tipos de piel, es ligero, no pegajoso, inodoro y tiene una larga vida útil.

Aceite de Jojoba

El aceite de jojoba es una cera líquida de color dorado, inodora, que se produce a partir de las semillas de la planta de jojoba. Es derivado de un arbusto del desierto que se encuentra en las regiones áridas de Arizona, México y California, de las que se extrae principalmente como cera líquida y que más tarde se refina como aceite de jojoba incoloro e inodoro.

El aceite de jojoba se puede usar solo o en combinación con otros aceites esenciales para que sea más beneficioso, además esta planta ganó importancia debido a sus propiedades hidratantes y emolientes, por eso, su misma versatilidad la ha convertido en una parte indispensable de la industria del cuidado del cabello.

Actualmente es ampliamente utilizado en el cosmético y las industrias del cuidado de la piel, porque tienen propiedades que restauran el equilibrio natural de la piel y el cabello manteniéndolos siempre hidratados.

Propiedades del aceite de jojoba

El aceite de jojoba tiene ácidos grasos que incluyen ácido ferúlico, ácido docosenoico, ácido 11-eicosenoico, ácido oleico, ácido docosdienoico, ácido palmitoleico, ácido erúcico y ácido 9-godoélico.

Tiene una rica presencia de nutrientes nutritivos como vitamina E, cobre, selenio, zinc, cromo, silicio, complejo B y yodo (el 82% de este ingrediente mágico le otorga a Jojoba el poder de curar).

Además, la calidad emoliente superior del aceite de jojoba se atribuye a las dos propiedades inherentes en él, como su cera líquida de numerosas plantas ésteres no ramificadas y formadas a partir de ácidos grasos mono-insaturados como el Omega-9 no ramificado y alcohol graso mono-insaturado del mismo Omega-9 no ramificado.

El rico aceite de jojoba se extrae de las semillas trituradas de este arbusto y actualmente, tanto la semilla como su aceite han estado en uso como un prometedor acondicionador de la piel, restaurador del cabello, supresor del apetito y como un humectante natural.

Los valores correctivos hacen que la Jojoba sea el mejor entre todos los aceites de masajes ya que está enriquecido con propiedades antiinflamatorias, emolientes, hidratantes, cicatrizantes, antioxidantes, anti-degenerativas, antimicrobianos, antisépticos, anti-acné, anti-caspa y anti-envejecimiento.

Aceite de Jojoba para el Cabello

 

Beneficios del aceite de jojoba

El aceite de jojoba tiene muchos usos cosméticos y es uno de los ingredientes naturales más utilizados en productos de belleza como lociones e hidratantes, pero existen otros beneficios que nombramos a profundidad en la siguiente lista.

#1 Humectante natural de la piel

Cada vez que nos lavamos la cara y las manos, incluso con agua pura, estamos quitando una capa protectora de sebo, junto con el polvo y la suciedad. El aire frío y seco en invierno y los interiores con aire acondicionado secan nuestra piel a un ritmo más rápido de lo que nuestras glándulas necesitan para reponer el suministro de aceite de la piel.

De hecho, la piel deshidratada es vulnerable a irritantes que causan dermatitis y gérmenes que están constantemente buscando puntos de entrada en la piel, con el aceite de jojoba es posible mantener hidratada la piel, promoviendo la humedad y protegiéndola de los efectos de secado del medio ambiente.

Y como es una sustancia cerosa, el aceite de jojoba puede sellar la humedad y crear una barrera eficaz a los elementos externos, de hecho, es tan estructuralmente cercano a la secreción de las glándulas sebáceas en la piel que es fácilmente aceptado y tolerado.

Así que frotar algunas gotas de aceite de jojoba entre las palmas de las manos y aplicarlo en la cara y otras partes expuestas cada vez que vas a salir o después de lavarte la cara es uno de las formas de uso más comunes.

Pero, si deseas un efecto hidratante más profundo, entonces calienta una cucharada de aceite de jojoba y masajea, después de lavar la cara a la hora de acostarse, para dejarla durante la noche. El aceite puro de jojoba se absorbe completamente en la piel, dejándola sensación suave y lisa como el aceite de onagra.

#2 Controlador de la piel grasa

La piel grasa es el resultado de las glándulas sebáceas hiperactivas en la piel, se encuentran más a menudo en la cara y el cuero cabelludo.

Y es tan negativo, que la misma piel aceitosa puede juntar rápidamente el polvo del ambiente y crear una capa de suciedad que te hará realizar un lavado frecuente para evitar que se cierren tus poros con polvo o que se originen muchos problemas de la piel como la dermatitis seborreica, el acné y la caspa.

Si estás preocupado por el cuero cabelludo aceitoso o tratando de enmascarar tu brillante frente y nariz con capas de maquillaje, entonces quizás no necesites este agente sintético (polvos y bases de maquillaje mate) para hacerlo, puesto que con simplemente frotar el aceite de jojoba en las partes afectadas dará resultados maravillosos.

Y aunque suene contraproducente utilizar este aceite o cualquier otro en la piel aceitosa, no lo es cuando te puedes sorprender con el resultado de tener una piel libre de grasas utilizando el aceite de jojoba.

Además, cuando la piel permanece bien hidratada por la capa protectora de la cera líquida, las glándulas sebáceas responden a ella regulando la producción de sebo. Es por eso que el aceite de jojoba tiene un efecto anti-inflamatorio que puede contrarrestar la dermatitis seborreica también.

#3 Usado para el control del acné

El acné es un problema común de los adolescentes debido a la mayor producción de las glándulas sebáceas durante esta fase y debido a los cambios hormonales asociados con la pubertad. Sin embargo, el problema puede persistir hasta la edad adulta en muchos casos.

El exceso de producción de sebo es sólo el punto de partida del problema, ya que el acné se desarrolla cuando los folículos pilosos se bloquean por la acumulación de sebo, queratina y otros desechos celulares que forman una capa que puede aparecer primero como un grano de punto blanco o un clavo de punta negra (fácilmente visibles de ambas formas y de igual forma, dañinas para la piel).

Y esto, a menudo se complica por infecciones bacterianas, particularmente por propionibacterium, así como reacciones inflamatorias de la piel.

Por eso, muchos dermatólogos utilizan el aceite de jojoba para tratar y controlar el acné, ya que éste funciona de varias maneras para contrarrestar la formación de acné.

¿De qué forma? En primer lugar, actúa como un limpiador profundo, siendo un líquido capaz de penetrar profundamente en el folículo del pelo. Además, puede disolver los depósitos de sebo y ayudar a desalojar los poros de la suciedad, eliminando así el bloqueo.

En segundo lugar, el aceite de jojoba tiene propiedades antibacterianas que ayudan a controlar el crecimiento bacteriano en el folículo piloso. Por ello, actúa como un agente antiinflamatorio, calmando la piel irritada y cuando se usa regularmente, el aceite de jojoba puede controlar el acné.

No podemos dejar por fuera que las vitaminas A y E en el aceite también pueden tener un papel en esto.

El aceite de jojoba se puede aplicar no sólo en la cara, sino en todo el cuerpo antes de bañarte, de esa forma, puede hidratar tu cuerpo adecuadamente porque se absorbe rápida y fácilmente en la piel, promoviendo el flujo sanguíneo, que hará brillar tu piel y no por las razones equivocadas.

Más información sobrte el aceite de Jojoba